Resolución de JSA-Jaén aprobada tras la II Convención de Igualdad celebrada en Úbeda el pasado 15 de Noviembre

Las Juventudes socialistas somos una organización feminista y como tal es nuestra obligación pedirle al Partido Socialista que todos sus textos programáticos contengan la perspectiva de género de manera transversal. Es por este motivo que de cara a próximas convocatorias electorales nuestro compromiso como organización feminista esté dirigido a que el PSOE recoja en su programa electoral propuestas y medidas que fomenten la igualdad entre mujeres y hombres y acaben con las discriminaciones por razón de género.

Los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero supusieron un avance inédito en materia de Igualdad de género en nuestro país. Las políticas promovidas en las legislaturas del 2004 y 2008 convirtieron a nuestro Estado en la vanguardia de la Igualdad Internacional. La Ley Orgánica para la Igualdad Efectiva entre mujeres y hombres, La ley contra la violencia de género, La ley del aborto y el extinto Ministerio de Igualdad fueron conquistas que convirtieron a nuestra ciudadanía en una sociedad más justa, igualitaria y demócrata.

Pero desde que Zapatero salió del gobierno han trascurrido casi 3 años de un ejecutivo que ha tenido como objetivo echar al traste todos los avances conseguidos. El gobierno del PP ha intentado disimular la violencia de género llamándola violencia doméstica, ha presentado una reforma de la ley del aborto que convertía a las mujeres en esclavas y delincuentes y ha ampliado todas las brechas y desigualdades con reformas como la laboral que tenía como objetivo volver a convertirnos en prisioneras en nuestras casas.  Este escenario unido a la difícil situación económica que atravesamos y que indudablemente afecta especialmente a las mujeres, convierte a nuestro país en uno de los estados Europeos que tienen un índice de desigualdad de género más alta en este momento (caída de 14 puestos en el índice sobre igualdad de género que elabora el Fondo Económico Mundial).

Las Juventudes Socialistas no podemos permitir que continúe este retroceso. Por este motivo es el momento de que los valores feministas de nuestra organización den respuesta con sus actuaciones a una demanda social urgente. Desde nuestra organización y a través de esta resolución nos comprometemos a reivindicar los siguientes objetivos:

  • Reducir la brecha salarial de género. La legislación laboral y los planes de empleo tienen que fomentar salarios igualitarios e inspecciones de trabajo que puedan velar por que este tipo de discriminaciones sexistas no se produzcan.
  • Eliminar la desagregación horizontal y vertical. No a los empleos específicos para hombres y específicos para mujeres, el sexo no puede determinar la vida profesional de las personas. El techo de cristal sigue frenando las expectativas de numerosas mujeres que tienen muchas dificultades para acceder a los cargos de responsabilidad en una empresa.
  • Permisos de maternidad y paternidad más igualitarios.
  • Más presencia de mujeres en los órganos de poder. Las decisiones políticas tienen que ser tomadas por una representación paritaria de la sociedad. Para ello es necesario desmontar un sistema patriarcal que impide a las mujeres tomar decisiones.
  • Erradicar la violencia machista. No podemos consentir que las mujeres sigan muriendo o siendo víctimas de maltrato físico, psicológico y sexual y que este país no haga nada para detener a los maltratadores.
  • Atacar la cosificación de las mujeres. Estamos hartas y hartos de que utilicen el cuerpo de las mujeres como un objeto y que como tal seamos un producto comercial.
  • Financiación de la normativa en materia de Igualdad (Ley, Planes…). Para que las intenciones puedan convertirse en realidad tienen que financiarse.
  • Consolidar la asignatura de Educación para la Ciudadanía donde la Coeducación y el Feminismo son temas fundamentales.
  • Persecución de la separación Iglesia-Estado y que de ninguna manera los asuntos religiosos frenen la consecución de derechos y libertades de las mujeres.